#BuenGobiernoAsturias


#BuenGobiernoAsturias

La elaboración del Plan Estratégico de Transparencia del Principado de Asturias pretende cumplir con la obligación impuesta en el artículo 4 de la Ley 8/2018, de 14 de septiembre, de Transparencia, Buen Gobierno y Grupos de Interés, de aprobar uno en cada legislatura por parte del Consejo de Gobierno, a propuesta del Consejero competente en materia de transparencia, previo informe preceptivo del Pleno del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno del Principado de Asturias. Por tal motivo y en aras de dar voz a la sociedad asturiana para que pueda enriquecer dicho plan con sus aportaciones se considera necesaria la apertura de un proceso participativo sobre la materia que permita recabar de la ciudadanía propuestas que puedan ser valoradas y, en su caso, llegar a recogerse en su redacción final.

PUEDES HACER TUS APORTACIONES HASTA EL DÍA 26 DE OCTUBRE DE 2020.

Plan estratégico de transparencia del Principado de Asturias

El Plan Estratégico de Transparencia debe incluir todas aquellas medidas que contribuyan al cumplimiento de la transparencia en la actividad pública, regulada en el Título I de la Ley 8/2018, tanto en lo que se refiere a las obligaciones de publicidad activa como al ejercicio del derecho de acceso a la información pública por ciudadanas y ciudadanos. Asimismo, incorporará mecanismos de participación, seguimiento, control y evaluación, y de formación de los empleados públicos y de sensibilización en materia de transparencia.

Se pretende lograr un Plan Estratégico de Transparencia del Principado de Asturias ambicioso, que busque la automatización del cumplimiento de las obligaciones en materia de transparencia por los distintos órganos administrativos, la utilización de formatos que faciliten de manera efectiva la reutilización de la información, que sirva de marco para la aplicación de técnicas de big data y permita la puesta a disposición de los datos públicos para la aplicación de dichas técnicas por otros sujetos públicos y privados y que se convierta en un auténtico “Plan de Gobierno Abierto”, que posibilite el buen gobierno y con ello la efectividad de los derechos de los ciudadanos y también el fortalecimiento de Asturias como lugar atractivo para los inversores y para el desarrollo de actividades económicas, así como para la investigación y el conocimiento, mediante la puesta a disposición de los investigadores de más datos abiertos y reutilizables.

De ahí la apertura de este proceso participativo a toda la sociedad asturiana, a fin de que aporten su visión sobre la materia, prioricen contenidos o, en su caso y motivadamente, planteen la ampliación de los mismos.