#BuenGobiernoAsturias


#BuenGobiernoAsturias

La elaboración de la Estrategia de Gobernanza Pública del Principado de Asturias pretende, partiendo de la idea de gobernanza pública del libro blanco de la Unión Europea y sus 5 principios: apertura, responsabilidad, participación, eficacia y coherencia, lograr una planificación que, sobre la base especialmente de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 16, 10 y 5 de la Agenda 2030, persiga como fin último alcanzar el buen gobierno, la buena administración y la buena regulación, mediante el establecimiento de unos mecanismos que faciliten, de manera real y efectiva, la transparencia, la participación y la rendición de cuentas. Por tal motivo y en aras de dar voz a la sociedad asturiana para que pueda enriquecer dicho plan con sus aportaciones se considera necesaria la apertura de un proceso participativo sobre la materia que permita recabar de la ciudadanía propuestas que puedan ser valoradas y, en su caso, llegar a recogerse en su redacción final.

PUEDES HACER TUS APORTACIONES HASTA EL DÍA 29 DE ABRIL DE 2021.

Estrategia de Gobernanza Pública del Principado de Asturias

La Estrategia de Gobernanza Pública del Principado de Asturias debe lograr que la Administración del Principado de Asturias esté al servicio y rinda cuentas a la ciudadanía y que sea eficaz, eficiente, transparente, fomente la participación de la sociedad civil, refuerce el estado de derecho y promueva el desarrollo económico y social de nuestra Comunidad Autónoma.

Se pretende que sea un plan ambicioso, que se apoye en los principios de transparencia, participación y rendición de cuentas, así como en los de ética pública e integridad, datos abiertos, eficacia y eficiencia e igualdad y no discriminación, teniendo como eje fundamental de la estrategia la educación, formación y sensibilización de la ciudadanía en general y de los empleados públicos. La primera fase de su elaboración se iniciaría con este trámite que permitirá la intervención de la sociedad asturiana en su elaboración desde su inicio.

De ahí la apertura de este proceso participativo, a fin de que la ciudadanía aporte su visión sobre la materia, priorice contenidos o, en su caso y motivadamente, plantee la ampliación de los mismos.