Consulta Pública Previa

  • Rango: Decreto
  • Asunto: Proyecto de decreto por el que se regula el reconocimiento de la condición de familia monoparental y monomarental en el Principado de Asturias.
  • Consejería: Consejería Derechos Sociales y Bienestar
Ver comentarios

Proyecto de decreto por el que se regula el reconocimiento de la condición de familia monoparental y monomarental en el Principado de Asturias.

Consejería Derechos Sociales y Bienestar

¿Qué se pretende solucionar?

Hay una gran diversidad de situaciones dentro de la categoría de familia monoparental. Esta diversidad requiere determinar mediante una disposición general una definición de Familia Monoparental/monomarental que abarque tal diversidad a efectos de, posteriormente, determinar las prestaciones a las que puedan optar estableciendo un concepto uniforme.

Necesidad y oportunidad de su aprobación

El aumento de las familias monoparentales y monomarentales es una realidad en nuestra Comunidad Autónoma, así como el hecho de la variedad de situaciones dentro de este tipo de familias. La escasez de recursos dirigidos a este colectivo, su especial vulnerabilidad, la problemática en el cuidado de las personas que tienen a su cargo, normalmente menores, derivan en que haya una  gran de dificultad para acceder al mercado laboral y con ello una evidente precariedad. Es por ello por lo que se hace necesario llevar a cabo políticas públicas que eviten su exclusión social. Ante esta situación, como paso previo, se precisa una regulación y una conceptualización clara y única.

Objetivos de la norma

Regulación de los requisitos para el reconocimiento de la condición de familia monoparental o monomarental así como  la emisión y renovación del título que lo acredite.

Rango de la norma

Decreto

Soluciones alternativas

No constan.


Comentarios

Haznos saber tu opinión participando en nuestro foro. Para hacerlo, debes estar identificarte si no lo has hecho ya.

Puedes realizar tus aportaciones desde el 15/06/2020 al 07/07/2020.

Comentarios recibidos


CONSEJERÍA DE PRESIDENCIA


DIRECCIÓN GENERAL DE GOBERNANZA PÚBLICA, TRANSPARENCIA, PARTICIPACIÓN CIUDADANA Y AGENDA 2030
PORTAL DE PARTICIPACIÓN DE LA ADMINISTRACIÓN DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS

Informe emitido automáticamente por la aplicación para hacer constar la publicación de la iniciativa.


Informe de la iniciativa

Proyecto de decreto por el que se regula el reconocimiento de la condición de familia monoparental y monomarental en el Principado de Asturias..

Tipo

F. publicación

F. inicio de aportaciones

F. fin de aportaciones

Consejeria

Organismo

Consulta pública previa

2020-03-06

15/06/2020

07/07/2020

Consejería Derechos Sociales y Bienestar

Comentarios recibidos

delegadaasturias@madressolterasporeleccion.com Aportaciones de la Delegación de Asturias de la Asociación Madres Solteras Por Elección

Desde la Delegación de Asturias de la asociación de ámbito estatal Madres Solteras Por Elección (MSPE) celebramos la iniciativa de la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar del Principado de Asturias de aprobar un decreto por el que se regule el reconocimiento de la condición de familia monoparental y monomarental (en adelante FMM) en nuestra Comunidad Autónoma. Constituye un primer paso fundamental para el desarrollo de políticas públicas inclusivas que tengan en cuenta las especificidades de nuestro modelo de familia desde un enfoque de derechos humanos, de género y de infancia. Solamente así podremos superar la posición de alta vulnerabilidad en la que nos encontramos actualmente y que se ha visto agravada por la pandemia. Nuestras familias son constantemente olvidadas en el diseño y ejecución de las políticas públicas precisamente por la ausencia de una regulación estatal que reconozca este modelo familiar. Por eso nuestra gran reivindicación es la aprobación de una Ley de Familias Monoparentales a nivel estatal, que reconozca nuestra especificidad, legitime nuestro modelo de familia y sirva de referencia a las Comunidades Autónomas para la adopción de políticas concretas, eliminando así las profundas diferencias existentes actualmente entre Comunidades. Hasta ahora, solo la Comunidad Valenciana, Cataluña, Navarra, Aragón y Cantabria han empezado a legislar al respecto aunque de manera dispar. Por eso, aplaudimos que el Principado de Asturias quiera iniciar el proceso de reconocimiento de nuestro modelo de familia y manifestamos nuestra disposición y ganas de participar en el mismo. En relación al alcance de la Consulta pública previa que se plantea, y a los objetivos que se indican para este Proyecto de Decreto “Regulación de los requisitos para el reconocimiento de la condición de familia monoparental o monomarental así como la emisión y renovación del título que lo acredite”, la Asociación Madres Solteras por Elección a través de su Delegación en Asturias realiza las siguientes aportaciones concretas, teniendo en consideración la información que se acompaña, así como la normativa ya existente en las comunidades autónomas citadas: • Definición: MSPE pertenece a la Federación de Asociaciones de Madres Solteras (FAMS) y a la Red Estatal de Entidades de Familias Monoparentales (REEFM), plataforma de entidades dependiente de FAMS a través de programa específico de la federación. En este contexto, apostamos por una definición inclusiva que parta de las familias con un único progenitor, pero que recoja todas las unidades familiares en las que en la práctica existe una sola persona adulta con responsabilidades sobre los hijos e hijas, en la línea ya iniciada por otras comunidades como Valencia. Así: Definimos las FMM como aquellas familias en las cuales sólo hay una persona progenitora, sea cual sea la razón: porque es así desde el origen, por defunción, desaparición o por pérdida de la patria potestad de una de las dos personas progenitoras. Por otro lado, existen otras unidades familiares en situación de monoparentalidad: aquellas en las que hay hijas/os con dos personas progenitoras, pero en situaciones como las siguientes: la guarda y custodia es exclusiva de una persona progenitora; la progenitora ha sido víctima de violencia de género por parte del progenitor/a o hay una ausencia temporal forzada de una de las dos personas progenitoras. • Clasificación: entendemos que deben definirse dos categorías en función de las necesidades específicas: A. Especial: A.1. Las FMM con dos o más hijos y/o hijas. A.2. Aquellas en las que o bien la persona progenitora o bien un hijo o hija sea persona discapacitada o esté incapacitada para trabajar. A.3. Aquellas con un hijo o hija y con dificultades económicas a determinar, empleando el SMI como indicador de referencia del mismo modo que lo hace la Ley 40/2003, de 18 de noviembre, de Protección a las Familias Numerosas. B. General: B.1. Las FMM que no se encuentren en las situaciones descritas en el apartado anterior. • Alcance del Decreto, medidas de protección: En la documentación que se acompaña se detallan las necesidades y medidas que entendemos necesarias para nuestras familias. Creemos que el Decreto tendría que fijar un marco mínimo de medidas de apoyo y protección y los ejes principales a abordar, a fin de agilizar la protección real a nuestras familias. Otras legislaciones autonómicas así lo han hecho, de manera que no derive en un carnet de FMM vacío de contenido. Si bien reconocemos la necesidad urgente de definir y de comenzar a tener un registro de FMM que permita la base de conocimiento necesaria para el establecimiento de políticas. En este sentido, las normativas autonómicas que se citan, en general establecen la equiparación en beneficios y ventajas a las familias numerosas de régimen general o especial respectivamente. Un sistema el de las familias numerosas que ya está muy desarrollado, que va dirigido a la protección de la infancia y a familias vulnerables (prioridades de acceso a centros escolares, bonificaciones, becas, transporte, tasas,…), y que por equiparación, permitiría de una manera rápida que llegara esa ayuda a nuestras familias, al menos en el ámbito de las competencias autonómicas y también en las municipales. Y por otro lado, un decreto que incluyese los ejes de actuación específicos para nuestras familias: conciliación y empleo imprescindibles, pero también otros como la vivienda, salud, fiscalidad, etc., como exponemos a continuación. PARTICULARIDADES DE NUESTRAS FAMILIAS. VULNERABILIDAD DE LAS FMM Nuestro colectivo está formado por madres o padres que hemos optado libremente por emprender en solitario el camino de formar una familia. De manera que en nuestro modelo de familia solo existe una persona progenitora a cargo de uno o varios hijos o hijas. No hay otra persona progenitora, no existe desde el origen de nuestras familias, circunstancia que podemos demostrar de forma oficial a través del Libro de Familia o la partida de nacimiento. Por un lado, las FMM desde el origen no tenemos el apoyo económico, logístico y emocional del otro progenitor/a porque no existe y, por consiguiente, tampoco tenemos el apoyo de la red familiar correspondiente al mismo porque, obviamente, tampoco existe. Además, en el caso de las mujeres y según las estadísticas, la media de edad en la que se llega a la maternidad en este modelo familiar es de 39 años, por lo que la persona progenitora tiene padre y madre (únicos abuelos del/la menor) muy mayores o ya fallecidos. Esto supone que muchas veces no se cuente con ninguna red de apoyo familiar o bien se tenga además personas dependientes a cargo (por enfermedad o por ancianidad). Esta carencia es particularmente relevante en la sociedad española en la que la familia, entendida en sentido extenso, es una gran fuente de ayuda en las tareas del cuidado, economía familiar, etc. Por otro lado, indubitadamente tenemos la obligación de mantenernos activas laboralmente puesto que nuestro modelo de familia depende de una única persona progenitora. En este punto nos enfrentamos a una doble discriminación: por ser mujeres (el 80% de las familias con una única persona progenitora están encabezadas por mujeres) y por nuestro tipo de familia. Las mujeres seguimos siendo discriminadas en el ámbito laboral. Las responsabilidades en el ámbito reproductivo, más visibles en el caso de mujeres con FMM, siguen influyendo de forma negativa en el acceso a un trabajo digno, a oportunidades de promoción y a medidas de conciliación. Las dificultades para la conciliación en el caso de FMM es un hecho reconocido por la propia Comisión Europea, y así lo recoge el "Compromiso estratégico para la igualdad entre mujeres y hombres 2016-2019" y la Resolución del Parlamento Europeo, de 13 de septiembre de 2016, sobre la creación de unas condiciones en el mercado laboral favorables para la conciliación de vida privada y vida profesional (2016/2017(INI)). Ello acarrea consecuencias directas desde el punto de vista de género, dado que somos mujeres que quedamos condicionadas en el ámbito laboral, sin posibilidad de promoción y/o con problemas de empleabilidad, en el ámbito personal, donde la conciliación es escasa o nula, y en el ámbito social, con una participación en la sociedad vinculada sólo a los cuidados, no reconocidos y no remunerados. En ambos documentos se recoge expresamente la necesidad de adoptar medidas específicas para nuestras familias. Como consecuencia de esta desigualdad y discriminación surgen brechas salariales injustificables, grandes problemas para acceder al empleo y para permanecer en él, pésimas condiciones laborales, economía sumergida, dificultades en los procesos de promoción, formación y reciclaje y también el desempleo. Por todo lo anterior es evidente que la conciliación familiar, personal y laboral es mucho más complicada para nuestro modelo de familia desde el origen y determinadas situaciones (desempleo, precariedad salarial, horarios laborales, necesidad de viajar por trabajo, diferencia entre vacaciones del menor y de la persona progenitora, enfermedad del progenitor/a o del hijo/a) son muy difíciles de gestionar. De manera que resulta especialmente necesaria la adopción de medidas de protección y ayuda definidas desde nuestras necesidades prácticas y nuestros intereses estratégicos para superar el grado de vulnerabilidad en que nos encontramos y orientadas a posicionar a las FMM en una situación de igualdad de oportunidades respecto a otros modelos de familia. Fundamentalmente porque no somos un "fenómeno coyuntural", al contrario nuestro modelo de familia es un colectivo emergente, en auge y muy consolidado (nuestro modelo familiar aumenta cada año con una ratio promedio de 5,6% ). Porque estamos contribuyendo significativamente al aumento de la natalidad en un contexto demográfico caracterizado por el envejecimiento de la población (en España el número medio de hijos promedio por pareja es de 1,31, o sea 0,655 por persona ; en nuestro modelo de familia el número es mínimo de 1 hijo por persona, si bien existe un gran número de FMM con dos hijos/as o incluso tres). Porque al tener que mantenernos activas laboralmente de forma obligatoria contribuimos económicamente a la sociedad con nuestros impuestos (IRPF, seguridad social, etc.). Y porque, fundamentalmente, se trata de un tema de derechos: nuestro derecho a dar y el de nuestros hijos e hijas a tener las mismas oportunidades que las hijas y los hijos de las familias tradicionales. Nos consideramos justas merecedoras, como mínimo, de los mismos beneficios que las familias numerosas y, en el caso de monoparentales con dos o más hijos/as, de los beneficios de las familias numerosas de carácter extraordinario por idénticas razones. Actualmente un viudo o viuda con dos hijos/as es familia numerosa pero el resto de FMM con dos hijos no lo es, generando una clara discriminación a igual condición. Es solamente un ejemplo de la incoherencia normativa. De acuerdo con todo lo anterior, nos gustaría enumerar los distintos aspectos en los que consideramos se podría proteger a las FMM para evitar las situación de discriminación, precariedad y consiguiente riesgo de exclusión social. Somos conscientes de que muchas de estas peticiones se salen del alcance autonómico pero necesitamos hacer referencia a todas para entender la lógica de la necesidad y solicitamos el apoyo del Gobierno de Asturias para que recoja las reivindicaciones que exceden al ámbito autonómico y las traslade al gobierno central. NUESTRAS PETICIONES Solicitamos las siguientes medidas:  La aprobación de una Ley de Familias Monoparentales a nivel estatal, que reconozca nuestra especificidad, legitime nuestro modelo de familia e introduzca medidas concretas de carácter transversal, con perspectiva de género, en el ámbito laboral, fiscal, educativo, de conciliación, etc., y sirva de referencia a las Comunidades Autónomas para la adopción de políticas públicas inclusivas e integrales que tengan en cuenta nuestras necesidades específicas que nos hacen más vulnerables y nos colocan en una situación de desigualdad real y riesgo de exclusión.  La elaboración de una definición de FMM aplicable en todos los ámbitos normativos que sea inclusiva y que considere dos categorías en función de las necesidades específicas: C. Especial: C.1. Las FMM con dos o más hijos y/o hijas. C.2. Aquellas en las que o bien la persona progenitora o bien un hijo o hija sea persona discapacitada o esté incapacitada para trabajar. C.3. Aquellas con un hijo o hija y con dificultades económicas a determinar, empleando el SMI como indicador de referencia del mismo modo que lo hace la Ley 40/2003, de 18 de noviembre, de Protección a las Familias Numerosas. D. General: D.1. Las FMM que no se encuentren en las situaciones descritas en el apartado anterior.  La emisión de un carnet que nos identifique como FMM ante organismos oficiales, centros educativos o empresas, similar al que actualmente tienen las familias numerosas, que siendo expedido por la Comunidad Autónoma, tenga validez en todo el territorio del Estado y que lleve aparejado, para nosotras y para nuestros hijos e hijas, ciertos beneficios, exenciones y bonificaciones en tasas y precios de: - Los transportes públicos, urbanos e interurbanos. - El acceso a los bienes y servicios sociales, culturales, deportivos y de ocio. - Suministros de agua, luz, etc. - Reducción del 50% en la Base Imponible del IBI e Impuesto vehículos tracción mecánica. - Aplicación de tipos de gravámenes reducidos en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. - Gratuidad o descuentos para el acceso a la Justicia. ECONOMÍA  La aplicación de deducciones en el IRPF y otros beneficios fiscales: - Aplicación de la deducción de 300 € o 600 € (según categoría) que se aplican a las familias numerosas. - Deducción de cantidades destinadas a la custodia no ocasional en guarderías y centros de 1º ciclo de educación infantil. - Deducción por adquisición de vivienda. - Deducción por cantidades destinadas a la adquisición de material escolar - Compensación para equilibrar la excesiva presión fiscal en comparación a las familias biparentales por los siguientes motivos:  Imposibilidad de dividir los ingresos de la unidad familiar para aplicar tipos impositivos más bajos. Los progenitores de una familia biparental pueden optar a realizar declaraciones individuales si les resulta beneficioso.  Reducción por declaración conjunta de 2.150 €, frente a los 3.400 € que se reduce a las familias biparentales en caso de optar por la declaración conjunta.  Reducción o exención del IRPF en las cantidades dedicadas al alimento de los hijos e hijas como pasa con las anualidades por alimentos o pensiones de orfandad.  Mínimo por descendiente; en el caso de FMM con un hijo se podría equiparar a familias con dos hijos pues el ratio es de 1 por persona, y las FMM con 2 hijos a aquellas con cuatro pues el ratio es de 2 hijos por persona.  Equiparación de las semanas de salario libre de impuestos con las familias biparentales que contarán tras el nacimiento, acogimiento o adopción con 32 semanas de salario libres de impuestos, frente a las 16 semanas de las FMM.  La corrección oportuna para las FMM de los referentes económicos que se utilicen para la concesión de ayudas o aplicación de bonificaciones (sea Salario Mínimo Interprofesional, IPREM o similar, por miembro de la unidad familiar). El acceso a subvenciones, bonificaciones y ayudas en un sistema de renta per cápita ataca frontalmente nuestro modelo y opción familiar, al endurecer los requisitos que debemos cumplir para acceder a las mismas ayudas que el resto de modelos. Se nos exige unos ingresos totales muy inferiores a los que debe tener la familiar biparental para situarnos en el mismo tramo de subvención o bonificación, sin tener en cuenta que toda familia tiene un suelo de gastos fijos que es independiente del número de adultos que la formen. Cada familia debe atender el pago de una vivienda adecuada, suministros, impuestos, etc., gastos mínimos que están muy relacionados con el número de hijos e hijas, en especial en nuestras familias, donde los gastos para poder conciliar son mayores al no existir la posibilidad de corresponsabilidad de tareas en el hogar. La persona adulta que la forme debe encargarse del sustento económico de sus miembros y del cuidado de los y las menores. Recurrir a medidas de conciliación como reducciones de jornada o periodos sin sueldo tienen un coste relativo superior en el modelo monoparental ya que estas reducciones se practicarán sobre el 100% de los ingresos de la unidad familiar.  La aplicación de beneficios en materia de Seguridad Social y protección de la maternidad que suponen modificaciones de normas legales vigentes, incluyendo: - Incremento del límite de rentas para tener derecho a las asignaciones económicas por hijo o hija a cargo. - Incremento de la deducción y de las prestaciones por hijo o hija a cargo. - Prestación no contributiva para madres en activo sin recursos que no hayan cotizado los mínimos exigidos. - Ampliación del periodo de reserva del puesto de trabajo y de su consiguiente consideración como periodo de cotización efectiva en supuestos de excedencia por cuidado de hijos/as disfrutados por trabajadores madres o padres de FMM. - Igualar la duración de la prestación de maternidad a las familias biparentales, sumando el tiempo que correspondería al segundo progenitor por inexistente, garantizando el mismo cuidado y protección a los/las menores. EMPLEO  Implementación de estrategias activas de empleo que desarrollen las habilidades y competencias de las madres solas y mejoren su empleabilidad, programas formativos específicos pre-laborales y de reciclaje profesional y programas personalizados de inserción socio-laboral, con perspectiva de género de manera que se diseñen teniendo en cuenta la especial dificultad para conciliar de estas familias, condicionadas por las labores de cuidado en una situación de escasez de recursos económicos: horarios compatibles con horarios escolares, servicios de cuidado en paralelo para atender a los menores, etc.  Implementación de ayudas para emprendedores/as con FMM, en especial mujeres (beneficios fiscales en el pago de los impuestos, al menos en los tres primeros años de la creación de la empresa o de haberse constituido como autónoma/o, beneficios sociales, descuentos o reducciones que ayuden a la conciliación familiar y laboral, etc.).  Desgravaciones fiscales, bonificaciones y otros incentivos financieros dirigidos a las empresas que contraten progenitores de FMM, en especial mujeres por su mayor vulnerabilidad y que adopten medidas como la creación de instalaciones y servicios de guardería para los/as trabajadores/as con horario amplio o que contemplen en sus planes de igualdad o convenios acciones positivas hacia las FMM. Estos incentivos podrían aplicarse en los procesos de contratación abiertos en el sector público, contribuyendo de este modo al fomento de modelos de responsabilidad social corporativa. CONCILIACIÓN  Aplicación de permisos laborales y otras medidas orientadas a la conciliación de la vida laboral, personal y familiar dirigidas a facilitar la protección y cuidado de los/as menores de FMM para que reciban las mismas coberturas que los menores de familias con dos progenitores: - Ampliación del periodo de maternidad, sumando los días que corresponderían al segundo progenitor, por inexistente. Esto ya es de aplicación en otras Comunidades Autónomas, como Galicia o Castilla La Mancha y en concreto en el sector público, o en diversos sectores en Cataluña. - Ampliación del permiso retribuido y reducción de jornada por nacimiento de hijos/as prematuros o que por cualquier otra causa deban permanecer hospitalizados a continuación del parto, asignando al único progenitor el tiempo que correspondería al segundo progenitor. - Ampliación de permisos retribuidos básicos dirigidos en realidad al cuidado de los/las menores: lactancia, acompañamiento a los/as hijos/as en visitas y pruebas médicas, cuidado por enfermedad infecto-contagiosa, accidente o enfermedad grave, hospitalización e intervención quirúrgica, asignando al único progenitor los permisos que corresponderían al segundo. Consideración del permiso de acompañamiento de los/as menores a visitas médicas como un deber inexcusable por el tiempo indispensable (TSJ Galicia, Sala de lo Social, Sec. 1.ª, 3098/2011, de 17 de junio). - Introducción en los convenios colectivos de un número de horas al año para poder conciliar con la presencia mínima obligatoria en diversas situaciones: asistir a tutorías y eventos organizados en guarderías y colegios, matrículas, acompañamiento en los periodos de adaptación en guarderías y segundo ciclo de Educación Infantil, recoger a los/as menores en el colegio de forma extraordinaria por enfermedad o accidentes, excursiones, etc. Valorar la consideración de algunos de estos permisos como un deber inexcusable por el tiempo indispensable (Galicia. Resolución de 24 de febrero de 2016, de la Dirección General de la Función Pública, por la que se dictan instrucciones sobre el régimen de vacaciones, permisos y licencias para el personal). - Ampliación del periodo de reserva del puesto de trabajo y de su consiguiente consideración como período de cotización efectiva en supuestos de excedencia por cuidado de hijos/as disfrutados por trabajadores progenitores de FMM. - Aplicación de un horario laboral flexible y promoción del teletrabajo. - Ampliación del número de rechazos permitidos en bolsas de trabajo. - Consideración de la residencia familiar en la asignación de plazas. - Preferencia en elección de turnos y vacaciones. - Voluntariedad en realización de guardias, traslados, comisiones de servicio, pertenencia a tribunales de oposición, mesas electorales, etc.  Servicios de calidad para el cuidado de los niños/as a precios asequibles, que sean compatibles con jornadas laborales a tiempo completo: - Acceso prioritario a actividades extraescolares, ludotecas y campamentos de verano públicos. - Bonificación en las cuotas de la Seguridad Social por contratación de personal para el cuidado de los hijos e hijas o para ayuda en el hogar. VIVIENDA  Implementación de medidas dirigidas al uso y disfrute de una vivienda digna: - Consideración de las FMM como beneficiarias directas de las ayudas a la vivienda, independientemente de si éstas conforman por sí mismas una unidad de convivencia o no. Existen FMM que por falta de recursos se ven obligadas a compartir vivienda, lo que les perjudica para poder acceder a las ayudas. - Incremento del límite de ingresos computables para el acceso a viviendas protegidas. - Acceso preferente a préstamos cualificados concedidos por entidades de crédito públicas o privadas concertadas para la promoción y adquisición de viviendas sujetas al régimen de actuaciones protegibles. - Establecimiento de condiciones especiales a la subsidiación de préstamos cualificados, otorgamiento de subvenciones y demás ayudas económicas directas de carácter especial previstas para la promoción y adquisición de viviendas sujetas al régimen de actuaciones protegibles. - Adjudicación de viviendas protegidas, estableciendo una superior puntuación en los baremos aplicables o, en su caso, un cupo reservado de viviendas en las promociones públicas. - Facilitar el cambio a otra vivienda protegida de mayor superficie cuando se produzca una ampliación del número de miembros de la familia. - Facilitar la adaptación de la actual vivienda o el cambio a otra vivienda protegida que cumpla las condiciones de accesibilidad adecuadas a la discapacidad sobrevenida que afecte a un miembro de la familia cuando la actual no las reúna. - Protección de los/as menores frente a desahucios. EDUCACIÓN  Implementación de ayudas enfocadas a la mejora de la calidad de la educación de nuestros hijos/as: - Becas y ayudas para la adquisición de libros, material escolar, comedor y transporte. - Exención y bonificación de las tasas o precios públicos que se apliquen a los derechos de matriculación y examen, por expedición de títulos y diplomas académicos, docentes y profesionales, y cualesquiera otras tasas o precios públicos establecidos en el citado ámbito. - Subsidio a las FMM que tengan en su seno a hijos/as con capacidades diferentes o incapacitados para trabajar que presenten necesidades educativas especiales asociadas. - Incremento de la prestación por infortunio familiar del seguro escolar. - Promover una educación inclusiva teniendo en cuenta la multidiversidad familiar de la sociedad actual: revisión de libros de texto, incorporación de cuentos y libros de diversidad familiar en bibliotecas, celebración del día de la familia, formación del profesorado, etc.  Regulación del derecho a la adopción (nacional e internacional) por parte de FMM en igualdad de condiciones que para las parejas, valorado la idoneidad de la familia adoptante de manera individualizada y con independencia de su composición, atendiendo a las características y necesidades del/la menor.  Un trato inclusivo y de respeto en la Sanidad Pública para las mujeres sin pareja que deseen conseguir la maternidad, mediante el acceso a los tratamientos de Reproducción Humana Asistida (RHA).  Creación de un Registro Nacional de Donantes, como establece la Ley de Reproducción asistida, Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida, y que en su artículo 21, establece su funcionamiento, con garantías suficientes respecto a la custodia de los datos que relacionan donantes/receptores/nacidos. VISIBILIZACIÓN Y NORMALIZACIÓN:  Formación en diversidad familiar del personal de la Administración con funciones de atención al público.  Introducción de modelos familiares diversos en campañas, carteles y actividades educativas.  Cuidado del lenguaje en impresos oficiales. EVALUACIÓN Y SEGUIMIENTO:  Creación del Observatorio de la Familia que garantice el cumplimiento de todas las medidas protectoras de las familias con características especiales. Como ya hemos comentado, somos conscientes de que muchas de estas peticiones se salen del alcance autonómico pero necesitamos hacer referencia a todas para entender la lógica de nuestras necesidades. Para aquellas medidas de alcance autonómico, solicitamos al Gobierno de Asturias que contemple las buenas prácticas que ya se están implementando en otras Comunidades Autónomas como Comunidad Valenciana, Cataluña, Navarra, Cantabria y Aragón. Y solicitamos el apoyo del Gobierno de Asturias para que recoja las reivindicaciones que exceden al ámbito autonómico y las traslade al gobierno central y a los ayuntamientos según corresponda. Creemos que una legislación debe ser inclusiva para evitar la discriminación de quienes construimos la sociedad día a día. La garantía de igualdad de oportunidades para las personas que sostienen FMM y sus hijos e hijas, pasa necesariamente por la corresponsabilidad de la sociedad en su conjunto que ha de valorar la contribución que hacemos con nuestra maternidad/paternidad en solitario. En Gijón, a 16 de junio de 2020 Fdo. Pilar Fernández Delegada de Asturias Asociación Madres Solteras por Elección (MSPE) C.I.F.: G-8508361 E-mail: delegadaasturias@madressolterasporeleccion.com

2020-06-16

Obtener informe