#yotambiénmeuno

 

Pacto social contra la violencia sobre las mujeres del Principado de Asturias

Una necesidad social

Veintidós mujeres han sido asesinadas en Asturias desde el año 2005, más de 900 en España. No son solo cifras, son ciudadanas que fueron despojadas de sus derechos, incluso el más básico: el derecho a la vida. Tampoco se puede olvidar que este tipo de violencia se extiende a toda la sociedad, en especial a los y las menores que puedan convivir bajo esta terrible situación. Ocho fueron asesinados por razón de la violencia machista el pasado año 2017. El Consejo Asturiano de la Mujer, las Comisiones de seguimiento del Protocolo Interpartamental contra la Violencia de Género y la Red de Casas de Acogida y el Observatorio Permanente contra la Violencia de Género del Principado de Asturias, junto con todos los grupos parlamentarios y el Gobierno de Asturias, conformaron este pacto social contra la Violencia de las Mujeres del Principado de Asturias, llegando al primer consenso en la materia de nuestro país, y que fue replicado por otras comunidades autónomas como Baleares y la Comunidad Valenciana.

Se necesita una implicación mayor de toda la sociedad e instituciones. De una parte hay que aislar totalmente a los maltratadores que no pueden tener cabida en nuestro sistema democrático, a la vez que se debe continuar en la mejora del sistema de respuesta y protección de las víctimas.

El Pacto Social contra la Violencia sobre las Mujeres del Principado de Asturias es una iniciativa que ha de incardinar en el recientemente aprobado Pacto de Estado contra la Violencia de Género, porque la respuesta tiene que ser contundente, coordinada, y sobre todo eficaz. Ni una menos.

Objetivos

La Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género apoyada unánimemente en el Parlamento Español supuso un importante avance en la lucha contra las violencias machistas y de género. Sin embargo no es suficiente, pues continúa golpeando como dura realidad cotidiana cuyo número de víctimas no desciende. Ello sin olvidar que este tipo de violencia no sólo afecta a las mujeres víctimas sino que se extiende sobre toda la sociedad, en especial a los y las menores que puedan convivir bajo esta terrible situación. También la eliminación de otras violencias sobre la mujeres se incorporan en este Pacto, porque las agresiones sexuales, el acoso sexual y por razón de sexo, los matrimonios forzados, las mutilaciones genitales femeninas o la trata de personas con fines de explotación sexual son intolerables para una sociedad avanzada como la nuestra.

La sociedad asturiana no permanece impasible ante estos hechos, como se demostró el pasado 7 de noviembre de 2015, cuando tuvo lugar en Madrid una multitudinaria marcha contra la violencia machista, convocada por el movimiento feminista y asociaciones de mujeres de todo el Estado, a la que asistieron partidos políticos, sindicatos y organizaciones ciudadanas diversas, incluyendo ciudadanas y ciudadanos a título individual y en la que no faltó la representación asturiana; lo que puso de manifiesto el rechazo social y el hartazgo con un contundente ‘basta ya’. Las instituciones, y el Gobierno de Asturias entre ellas, deben redoblar los esfuerzos que se han venido realizando hasta la fecha. Se debe sostener e incrementar los servicios, colaboraciones y cooperaciones instaurados en la estrategia de protección a la víctima y aislamiento social del agresor. Durante el primer año del Pacto se han ido sumando otras instituciones a esta lucha: Ayuntamientos, organizaciones sociales, actores sociales, centros educativos y universitarios y empresas que se implican en el trabajo por la igualdad, único antídoto contra lacra. Mientras existan víctimas no se habrá ganado la batalla.

Metodología

El Pacto social contra la Violencia sobre las Mujeres requiere que las entidades cubran el compromiso de adhesión al Pacto y adjunten su hoja de ruta donde definan su estrategia y acciones para combatir la violencia machista. Este portal de Participación Ciudadana del Principado de Asturias se encarga de visibilizar las entidades públicas o privadas y personas o colectivos, con sus respectivas acciones de compromiso y el seguimiento de las mismas. Si quieres sumarte de manera individual te invitamos a que consultes nuestra bolsa de acciones y nos hagas llegar que acciones y comportamientos despliegas para aportar tu grano de arena a esta lucha imprescindible.